viernes, 8 de junio de 2012

Lanata de Viernes

http://3.bp.blogspot.com/-kJa94q_7LjA/TblXagGZOhI/AAAAAAAAONM/C4YDvh4XEVY/s1600/lanata.jpg

Jorge Lanata al desnudo, frente a un gobierno sin límites

Es imposible dejar de destacar que pocos individuos han tenido el valor de enfrentarse a la actual Administración de la manera que lo hace el referido periodista en su exitoso programa de televisión Periodismo para todos en Canal 13. En dicha producción, conducida con una actitud transgresora y un evidente desparpajo, Lanata hace análisis político con un estilo único, alternando periodismo de investigación con comentarios provocativos y hasta momentos divertidos, de la mano de las parodias de Fátima Flores.
Escuchando atentamente su carta abierta a la Sra. Presidente del pasado domingo 3 de junio, surgió el siguiente interrogante: el enorme problema de falta de límites al poder en el que se encuentra sumido nuestro país ¿acaso no lo concibió Lanata junto a otros periodistas y pensadores de su mismo signo ideológico?
Lanata acusa al gobierno de “reescribir la historia como quiere y poner personas y sacarlas de la foto a su antojo” y, en el pico de máxima emotividad de su monólogo, apela a la victimización y dice que la titular del Poder Ejecutivo “no respeta ni su identidad, ni su origen, ni sus derechos humanos”. Una curiosa selección de palabras, sobre todo en boca de quien dice ser el orgulloso fundador de Página 12.
Desde las columnas de dicho periódico, hace un cuarto de siglo que “ellos” vienen dotando al gobierno argentino de mayor poder en todas las esferas Jorge Lanataposibles. Exigen que el gobierno nos solucione los problemas en el ámbito de la educación, de la salud, de la alimentación, de la vivienda, de los derechos humanos y de la galopante inseguridad. Exigen que el gobierno procure una moneda estable, que proteja la industria nacional, que se encargue de publicar las estadísticas macroeconómicas oficiales, que controle las fronteras, que administre las empresas públicas, que acabe con la corrupción, que cuide el medio ambiente y que nos procure medios de transporte seguros y económicos. Le exigen que encuentre soluciones a los problemas de desempleo y a la recesión económica de turno. Le exigen que ajuste las cuentas del pasado, que nos de un bonito presente y que hasta nos garantice un futuro venturoso. La lista podría continuar, pero en suma, puede decirse que ponen al gobierno argentino a intentar planificar de manera centralizada en absolutamente todos y cada uno de los ámbitos que se les puede ocurrir. Y así es como llegamos a la situación en la que nos encontramos hoy los argentinos.
Para poner al gobierno al frente de semejante tarea monumental, hubo primero que dotarlo de dos armas fundamentales: poder y recursos económicos. Situación que podría resultar razonable siempre y cuando hubiera forma de garantizar a quienes pagamos los impuestos que los gobernantes de turno fueran personas virtuosas y no se dejaran tentar con tanto poder y dinero al alcance de la mano. Pero, más allá de la utopía socialista, los gobernantes son tan sólo seres humanos y, a partir del momento en que ellos y sus cómplices ya no son las personas puras, virtuosas y bien intencionadas que sería deseable que fueran, el gobierno sin límites y su socialismo se convirtieron en un grave problema para el país. Un gobierno lo suficientemente poderoso para darnos todo lo que se nos antoje es lo suficientemente poderoso para quitarnos todo lo que tenemos.
¿Por qué el gobierno hace lo que hace con Lanata? Porque puede.
Lanata es ahora víctima de lo que pasa cuando el gobierno goza del poder absoluto. Es víctima de lo que ocurre cuando el Leviatán ha alcanzado la cúspide de su madurez y acapara los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial y ha logrado cooptar a prácticamente todos los medios de prensa. Cuando los gobernantes gozan de la suma del poder público, están listos para arrasar con todo, para “ir por todo”, llevándose por delante a quien haga falta; en este caso, a un periodista independiente con el que supuestamente comparten muchas ideas.
Para evitar situaciones como la descripta, quienes promovemos los beneficios de la libertad recomendamos que existan límites claros al poder gubernamental a través de un sólido estado de derecho; y que el poder delegado temporalmente en nuestros gobernantes esté adecuadamente dividido en poderes independientes, conforme lo demanda nuestra Constitución Nacional. Repudiamos, además, la existencia de privilegios para funcionarios públicos y demandamos el respeto de los derechos y las libertades de nuestros conciudadanos. Por encima de todas las cosas: hacemos hincapié en la importancia de que los gobernantes roten en el poder y no se mantengan en el mismo de manera indefinida.
El pasado domingo 6 de junio, los argentinos fuimos testigos de cómo esa creación perversa que es el modelo reinante en la Argentina, se rebeló contra uno de los más importantes simpatizantes de un gobierno poderoso y opulento. El gobierno ilimitado mordió la mano de uno de los incondicionales que durante tantos años le diera de comer, y lo idealizó. Sin quererlo, Jorge Lanata le ha dado una importante lección a una sociedad civil que parece estarse despertando lentamente, según evidencian los tres cacerolazos multitudinarios que tuvieron lugar esta semana.
Eneas Biglione
Director Ejecutivo | Fundación HACER, Washington, D.C.

Web: http://www.hacer.org/
Twitter: http://twitter.com/EBiglione

http://3.bp.blogspot.com/-7mMjwhKRAfc/T4yQqVukfgI/AAAAAAAAA_U/jYm5uio26Nw/s1600/lanata.jpg

Jorge Lanata: “Los tipos que me atacan creen que tienen razón y en realidad los están forreando”

Los domingos miles de argentinos se sientan frente al televisor para escuchar a uno de los pocos periodistas que se animan a decir lo que ellos quisieran gritar. Es que a las 22 se emite “Periodismo para todos” en el Trece, un programa que volvió a poner a Jorge Lanata en el centro de la escena, convirtiéndolo en una especie de referente de la época.
Lanata es conocido por su estilo sin rodeos: va al hueso como pocos periodistas lo hacen. A poco de salir al aire su programa ya se transformó en un referente para muchos argentinos que se identifican con sus palabras. Y es que su perfil alejado de la pose del intelectual o pensador contemporáneo le permite, por ejemplo, dirigir sus mensajes directamente a la presidente, como hiciera con la lectura de la carta que escribió a raíz del “olvido” de Cristina de recordarlo en la conmemoración de los 25 años de fundación de Página 12. Esta estrategia de comunicación hizo que rápidamente sus mensajes fueran multiplicados por una parte de la sociedad que lentamente empieza a mostrar su insatisfacción con el Gobierno nacional.
A continuación el reportaje que diario Los Andes le realizó a Jorge Lanata:

-¿Cuánto cuesta ir cambiando el chip de un trabajo a otro?
-Es que no son cosas distintas. Son distintos niveles de exposición, de la misma persona. Das diferentes cosas en los distintos lugares. Cuando escribís, das una parte tuya que quizá sea la más íntima; cuando hacés radio, das una parte que tiene más que ver con la repentización; en la tele, otro perfil. Pero yo no soy distinto en cada lugar.
Si vos ves en perspectiva, todo lo que hago es parecido. Página 12 es parecido a Día D, Día D es parecido a Periodismo para todos, PPT es parecido al programa de radio Rompecabezas, todo es parecido al libro “Argentinos”. Yo no puedo ser distinto a mí mismo.

-¿Qué cambió en tu manera de ver el periodismo desde que empezaste en Radio Belgrano hasta ahora?-Yo vengo de la clase media baja. Vengo de Sarandí, de la parte pobre de Buenos Aires. Para mí el periodismo era una manera de entrar al mundo. Una manera de conocer, estudiar y de vivir. Tuve la suerte de hacer un diario muy chico, a los 26 años, y eso significó un vuelco muy grande en mi vida. Pero después, siempre lo viví igual al oficio: nosotros somos de la parte del mundo que tiene preguntas, que no tiene respuestas.
Respuestas tienen los religiosos y los políticos. Y preguntar es siempre una manera de desobedecer, porque nosotros estamos cuestionando y eso es parte de la inteligencia crítica. El periodismo es una manera de ser desobediente, de aprender, de acercarme a la gente. De sentir que podés hacer justicia, ponele muchas comillas, con algunas cosas.

-Decís que el periodismo es una manera de desobedecer. Es un tiro por elevación a los periodistas oficialistas…-Recomiendo un libro de Pablo Sirvén que se llama “Perón y los medios” que es muy interesante. Vos te das cuenta que lo que pasó en el primer gobierno de Perón no es tan distinto a lo que está pasando ahora. Perón controló la provisión de papel; hoy no expropiaron ningún diario, pero también pasó que muchos empresarios amigos compraron medios. Perón no nacionalizaba, los privatizaba, pero con empresarios amigos. Y eso es muy parecido a lo que está pasando hoy.
Este gobierno le da mucha bola a los medios. Yo creo que le está dando una atención exagerada y creo que estaría bueno que usaran más tiempo en gobernar que en leer los diarios. Pero también impone una división social muy grande, que es una lástima, porque va a a ser muy difícil volver de eso, será una fractura en términos culturales importante. Todo este tema del periodismo militante es raro; creo que un periodista ni siquiera tiene que estar afiliado a un partido político, me parece mal.
Y el Gobierno impuso esta división, incluso, con un criterio muy agresivo. Por suerte, gracias a Dios, el Gobierno tiene plata pero no tiene talento, ninguno de los medios que tienen existen; sus programas de televisión miden 2 o 3 puntos; los diarios y las revistas no venden grandes cantidades de ejemplares. No influyen demasiado: gastan guita de nosotros (porque si gastaran plata de ellos, al menos…) en un aparato propagandístico que en el fondo no funciona.

-Hace un tiempo, en Día D, dijiste que hacés periodismo para que la gente te quiera…
-Cualquiera que hace un trabajo público lo hace para que la gente lo quiera. Yo trabajo con mi rostro con mi nombre. Lógico que yo quiero que a la gente le guste lo que hago.

-La pregunta entonces es: ¿te afecta en lo personal la confrontación alrededor tuyo? ¿Que hoy existan más tipos que te puteen que hace unos años?-La otra vez fui al Calafate, a grabar lo del hotel de Cristina. A la ida, un tipo me puteó en el Aeropuerto. Me dijo: “Andá a filmar documentales a Nueva York”. Llegué a Calafate y una señora me gritó: “Venís a cagar a Cristina”.
Y me puse mal. Hicimos una cosa que no hay que hacer: durante un día y medio, con mi equipo, contamos cuántos me puteaban y cuántos me felicitaban. La cuenta: 222 a favor contra 2 puteadas. La proporción es mínima. O sea, esta confrontación creada no me da bronca, me da tristeza. Son tipos que creen que atacándome a mí tienen razón, y en realidad los están forreando.

-¿Quién es, realmente, Jorge Lanata?
-Un periodista.

http://2.bp.blogspot.com/-1gTc0U1fP_c/TzhEcQ01cZI/AAAAAAAAbmA/tS2pii7wsJc/s1600/escanear0001.jpg

BRIC (2010)
Aunque los medios y los gobernantes de las actuales potencias no hablen mucho sobre la teoría económica del Bric, creada por el economista inglés Jim O’'Neill, el mundo no debe desconocer que Brasil, Rusia, India y China cada vez se buscan más para estrechar relaciones. Para entender y mostrarle al planeta que esto es cada vez más cierto y que los cuatro países se perfilan como unas súper potencias, el periodista argentino Jorge Lanata, junto con un equipo de 10 colaboradores y traductores, se embarcó con una aventura de convivir durante 120 días en estos países. Bastó una entrevista con el economista O’'Neal para que éste le explicara su teoría. Luego, emprendió el viaje para resolver dudas con los verdaderamente implicados en el tema: los brasileros, rusos, hindis y chinos. La mayoría de clase media y baja, que viven en la pobreza extrema, que tienen salarios que sólo les permiten comer e ir a sus trabajos. Ciudadanos que no entienden de teorías económicas y menos lo que implicaría vivir en países súper desarrollados, pero que sí saben manejar sus pocas finanzas, que enfrentan el crecimiento acelerado y despiadado de la tecnología y que sin pensarlo, deben ir al ritmo que imponen los mercados, si no pueden quedarse sin nada.

Lanata habló con Vanguardia Liberal y dejó algunas de sus impresiones sobre el viaje. “Después de esto no podré ser el mismo”, aseguró.

India = pobreza + tecnología
Aunque la gente está muy mal no se queja porque piensa que esto es parte de su destino. Allí la religión funciona acolchando los conflictos”, concluyó Lanata luego de su visita a la India. Sin embargo, añadió, que a pesar de estarse mostrando al mundo como una potencia tecnológica, la desigualdad social es cada vez más marcada. “Aun se pueden ver animales caminado por las calles, la gente cree en las castas a pesar de estar abolidas, Están con un déficit social muy grande. Todo lo que se diga de la India es cierto y su contrario también”, aseguró.Lo que no se debe perder de vista, según este periodista argentino, es que el 50% de la población de este país vive por debajo de la pobreza y que dentro de 10 años va a tener 90 millones de habitantes más en la clase media. “Ni un país como Francia tiene esta población”, concluyó Lanata.

Brasil, el pacto con el narcotráfico
En su paso por la única futura potencia del continente, Lanata no sólo vio samba, pobreza, desempleo y fútbol. Se encontró con realidades que ante el mundo, dejarían por fuera a Brasil de este cuarteto selecto de países: el narcotráfico y la corrupción. Concluyó que este país podría ser el líder en el grupo Bric, que es el más parecido a Estados Unidos, que tiene ventajas culturales y que además de ser una democracia no tiene conflictos regionales, étnicos, religiosos y menos terrorismo. Sin embargo, agregó Lanata, “los conflictos los resuelven de una manera muy sangrienta; los narcos están acuartelados y cada vez hay más desaparecidos, hasta el punto que hace varios meses desde una favela de Rio de Janeiro tiraron un helicóptero con un misil”, aseguró.  “En Sao Paulo pactaron con los narcos. Allá nadie dispara  un tiro, dejó de morir gente, pero pactaron con los narcos. Es decir, no hay muertos autorizados”, narró. No se puede descartar, añadió Lanata, el trabajo del presidente Lula durante estos años. “Hay un fenómeno interesante. El Presidente Lula rescató a 30 millones de personas de la clase baja a la media. Hoy se llaman la ‘Clase C’, una especie de clase media baja, que ahora puede acceder a los créditos, al estudio universitarios. Es interesante”.

¿Quién es Jorge Lanata?
Jorge Lanata es un ícono del periodismo en Latinoamérica. Su labor en los medios de comunicación lo ha llevado a dirigir y producir en televisión, radio y prensa grandes productos informativos como el diario Página 12, el documental ‘Deuda’ –donde relata la pobreza de argentina- y a participar en el programa Voces de Latinoamérica para la Cadena Ser de España, junto a Álvaro Vargas Llosa y Boris Izaguirre.

Rusia, de la perestroika al desarrollo científico
Durante su recorrido por este país, Jorge Lanata encontró como principal impedimento las bajas temperaturas. Sin embargo, esto no fue una barrera para que hablara con partidarios del antiguo régimen comunista quienes se resisten al cambio y menos con científicos expertos en el tema nuclear. “Como los otros tres países, Rusia posee un gran territorio y gran cantidad de recursos naturales para ser explotados, pero abandonar el pensamiento comunista aún les cuesta”, aseguró.

China, entre el socialismo y capitalismo
Según Lanata este es uno de los países más contradictorios que visitó, pues a pesar de tener un sistema socialista, también vive como capitalista. “Me parece que no se puede ser socialista y capitalista a la vez. En China hay capitalismo en las ciudades y socialismo en el campo, y eso está bastante divido”, aseguró. La experiencia la vivió en carne propia.  Tras su llegada a ese país para realizar las grabaciones, buscaron a un funcionario del gobierno chino para que los acompañara en su recorrido. El hombre llamado ‘Y’, resultó ser un espía. “Lo descubrimos, y lo que hicimos fue integrarlo al capítulo. El tipo era un burócrata chino, muy amable, que anotaba todo lo que hacíamos”, contó Lanata.‘Y’ sólo se pagaba los vuelos internos en China. El resto, el hotel, la comida y 50 dólares de viáticos, tenían que entregárselos la producción. Aseguró Lanata, “me fusilaban y tenía que pagar la bala”.Y agregó como conclusión general: “para la banca no es importante que exista la democracia, es mejor un gobierno dictatorial porque es más ejecutivo y tarda menos en decidir las cosas”.

ENLACES/FUENTES:
http://opinionymedios.blogspot.com.ar/search/label/LANATA%20EN%20MITRE
http://www.elojodigital.com/contenido/10936-jorge-lanata-al-desnudo-frente-un-gobierno-sin-limites
http://www.losandes.com.ar/notas/2012/6/2/lanata-preguntar-siempre-manera-desobedecer-645800.asp
http://www.reportajes.com/jorge-lanata-los-tipos-que-me-atacan-creen-que-tienen-razon-y-en-realidad-los-estan-forreando/
http://www.vanguardia.com/historico/71317-un-viaje-a-las-entranas-del-bric-las-nuevas-potencias-mundiales

No hay comentarios: